14 de Febrero de 2006

IdiomaEspañolEnglishFrançaisPortuguês

Inicio             Quiénes Somos

Mapa del SitioContactar

 Buscar

Cooperación para el desarrollo Empresas Cultura

AGENDA
Consulte los Eventos que se van a producir



Visite nuestra Biblioteca Virtual



     Inicio » Cultura » Sectores » Historia » Calidoscopio » Los beréberes de Marruecos
   Sector Historia  
   Los beréberes de Marruecos
 
Los beréberes de Marruecos Pueblo del Atlas marroquí (Foto: Jordi Tomàs)

Los beréberes son un conjunto de pueblos que viven en el Norte de África. Aunque su origen es desconocido, los beréberes ya estaban establecidos en el Norte del continente africano antes de la llegada de los árabes, hacia principios del siglo VIII. De hecho, ya entre los siglos XII y V antes de C., con la presencia fenicia y cartaginesa en las costas septentrionales africanas, los pueblos beréberes vivían en las zonas más aisladas de la región. La historia de los beréberes en Marruecos, es, de hecho, un sinfín de oleadas de conquistas y ocupaciones: tras los cartagineses, vinieron los romanos (a partir de la caída de Cartago en el 146 a. de C), los vándalos (en el siglo V), los bizantinos (un siglo después), los árabes (en el siglo VIII), los portugueses y españoles (en el XV) y los franceses (a principios del XX).

Desde el Atlántico marroquí hasta la Tripolitana, en el actual Libia, e incluso hasta el oasis egipcio de Siwa, los grupos beréberes viven diseminados por todo el norte africano: en Marruecos, los rifeños en el Norte, los shluh en el Alto Atlas y el Anti-Atlas, los beraber del Atlas Central; en Mauritania, los zenaga; en Argelia, los cabiles y los chauias de las montañas del Aurés; los tunecinas del sur; y los habitantes de la Tripolitana y los oasis de Augila, Gadamés (Libia) y el de Siwa en el oeste de Egipto. También existen grupos beréberes, tuaregs especialmente, en el norte de los estados de Malí y Níger. Se considera que en toda la región viven más de 20 millones de beréberes.

Es posible que, en el pasado, el territorio berebere abarcara desde el desierto libio y egipcio (algunos estudiosos defienden la relación clara entre la lengua berebere y el egipcio antiguo) hasta el Atlántico. De hecho, varios historiadores defienden la posibilidad de que antes de la llegada de los españoles peninsulares, los antiguos habitantes de las islas Canarias fueran beréberes.Hoy en día es muy difícil establecer una clara diferencia entre los territorios árabes y los beréberes de Marruecos. Sin embargo, a grandes rasgos podría decirse que el territorio berebere coincide aproximadamente con las montañas del Medio Atlas, el Gran Atlas y el Anti-Atlas. Según algunos estudios, la población berebere de Marruecos alcanza aproximadamente un 40 % de la población.

Los beréberes adoptaron mayoritariamente el Islam tras la llegada de los árabes, aunque algunas de sus prácticas actuales –especialmente las funerarias- nos hablan de tradiciones preislámicas. Como en la mayor parte del Norte de África, el Islam practicado pertenece a la rama sunita. Históricamente, en Marruecos también algunos beréberes practicaron el judaísmo, aunque la mayoría emigraron a Oriente Próximo cuando se fundó el Estado de Israel en 1948. También hay una minoría berebere que practica el catolicismo.

La economía de los beréberes se basaba tradicionalmente en la agricultura, el pastoreo. Además, los beréberes han destacado por su fuerte actividad comercial desde tiempos muy antiguos, como confirman sus importantes mercados semanales, sus almacenes colectivos en el Atlas y su participación en el comercio transahariano. Hoy en día, el capital recibido por los beréberes residentes en Europa es también una fuente de divisas importante.

Antiguamente, la vida política de los beréberes se basaba en general en el igualitarismo, a través de las estructuras familiares, cruciales en la vida social del grupo. La mayor parte de los jefes de familia tomaban las decisiones en una asamblea con cargos electos por un corto tiempo, para prevenir la aparición de un jefe único. Los beréberes también siguieron un sistema jurídico propio hasta 1956, año de la independencia de Marruecos, basado en los juramentos colectivos que implicaban a toda la familia, que actuaba como fiadora.

Si bien la lengua berebere es uno de los rasgos diferenciales de este pueblo, también es verdad que muchos beréberes cuando emigran a las grandes ciudades hablan el árabe y se han arabizado en sus costumbres, cosa que ocurre en menor medida en las zonas más rurales. De hecho, muchos marroquíes que sólo hablan árabe son de origen berebere. Además, conviene destacar que, a diferencia del árabe, que en Marruecos no tiene variantes dialectales significativas, la lengua berebere hablada en Marruecos tiene tres formas dialectales destacadas: el rifeño (en las montañas del Riff), el tamazigh (en el Sáhara, el Medio y el Gran Atlas), y el tashilhit, en el Anti-Atlas. Las dificultades de comprensión que a menudo se producen entre los hablantes de los diferentes dialectos, además de la falta de reconocimiento del bereber por parte del gobierno en Marruecos (a diferencia del árabe, el berebere no es lengua oficial), añaden un grado más de complicación a la situación. Los árabes y los beréberes están unidos, además, por lazos familiares, económicos y culturales diversos.

Si bien las reivindicaciones identitarias beréberes en Marruecos no han sido tan importantes como aquellas protagonizadas por los habitantes de la Cabila o, sobre todo, los tuareg en Argelia, en tiempos recientes, algunos beréberes marroquíes han empezado a defender firmemente su identidad diferenciada respeto a los árabes.

 

Volver atrás Atrás
Subir arriba Arriba
     Historia
    Calidoscopio Enlaces de interés
Islas Canarias (Esp.) Cabo Verde Costa de Marfil
Ghana Marruecos Mauritania
Nigeria Senegal Guinea Ecuatorial
 
   
2006 © AFRICAINFOMARKET | Aviso legal | Política de privacidad | Información general