Cabo Verde - Principales sectores - Turismo, hotelería y restauración

  • Hotel en la isla de Sal

     

    El Archipiélago de Cabo Verde es un destino turístico que aún no ha llegado a la madurez. Las carencias en servicios turísticos e infraestructuras, que se convierten para los inversores en oportunidades de negocio, se centran en los alojamientos (apartamentos, alojamiento rural, alojamiento adaptado al turismo activo y deportivo y hoteles de negocios), la restauración y el ocio; y por extensión, en todo el ámbito turístico y en los sub sectores ligados al turismo: construcción, agricultura, ganadería, pesca, industria de transformación...

    El Gobierno caboverdiano apuesta por el turismo como uno de los principales motores del desarrollo del país y muestra interés por la diversificación de la oferta, la promoción turística, los incentivos a la inversión privada, la formación específica o la mejora de las infraestructuras ligadas al turismo (puertos, aeropuertos, producción de energía eléctrica, depuración de aguas, tratamiento de residuos sólidos…).

    Sus 10 islas, muy diversas unas de otras, sus temperaturas cálidas a lo largo de todo el año, sus playas de arena, su baja explotación turística y su cercanía a Europa, lo convierten en un destino de interés para el mercado europeo, sobre todo en invierno. Disfrutar del sol y de sus playas es el motivo por el que la mayoría de los turistas visitan el país, no obstante la práctica de actividades en contacto en la naturaleza y especialmente de windsurf, kitesurf, pesca deportiva o senderismo, también empiezan a ser relevantes.

    La planta alojativa en 2009 estaba formada por 173 establecimientos, 6.367 habitaciones y 14.096 camas, distribuida de modo muy desigual entre islas ya que, por ejemplo, la isla de Sal concentra el 50.1% de las camas, seguida de Boa Vista con un 23% y Santiago con un 10.8%. La tipología de alojamiento predominante también varía de una isla a otra, por ejemplo, hay islas en las que destacan los hoteles (caso de Sal) y otras en las que son las pensiones y residencias las más numerosas, como sucede en São Vicente. La mayoría del alojamiento del país (90%) es micro o pequeña empresa, con un número igual o inferior a 50 trabajadores. El 21% de la inversión privada es de origen extranjero, con presencia de cadenas españolas como Riu e Iberostar.


    Las posibilidades de ocio para el turista están muy ligadas al mar (windsurf, kitesurf, surf, buceo, pesca u observación de cetáceos) y a los espectáculos de música popular. En cuanto a la oferta aérea internacional, Cabo Verde cuenta con cuatro aeropuertos internacionales (Santiago, Sal, Boa Vista y São Vicente) aunque éste último aún no ha entrado en funcionamiento. La oferta de vuelos internacionales directos está ligada a touroperadores (de países como Portugal, Reino Unido, Alemania, Italia y Bélgica) y a la compañía caboverdiana TACV, Cabo Verde Airlines, que tiene conexiones con ciudades de Europa, América y África.

    En 2010 el número de turistas alojados en Cabo Verde ascendió a 381.831, lo que supone un incremento del 15,6% respecto al año anterior. La distribución de los turistas por isla es desigual. Sal, con sus paradisíacas playas,  concentra más del 40% y a continuación se sitúan la isla de Boa Vista (32,9%) y  Santiago, donde se encuentra la capital (13,6%).

     

    En cuanto al tipo de alojamiento, los hoteles son el más buscado por los turistas extranjeros, albergan a más de 90% de los turistas.

     

    La estancia media es algo inferior a una semana y en más de un 93% el turista viaja por motivos vacacionales. Reino Unido se presenta como el país cuya estancia media es mayor (8,3 noches), seguido de los países Bajos (7,2 noches) y de Italia y Alemania con 6,8.

     

    Por su parte, la tasa de ocupación media es del 60%, aunque en casos particulares como el de la Isla de Boa Vista es superior al 80%. 

    Según los últimos datos disponibles, hasta el tercer trimestre de 2011 el número de turistas alojados en Cabo Verde aumentó un 5,8%, respecto al mismo periodo del año anterior, hasta llegar a los 284.985 turistas. Reino Unido se ha colocado en el tercer trimestre como primer país emisor, seguido de Portugal e Italia. En la distribución por islas, Boavista es la más visitada en el tercer trimestre del año con un 41,4% de las entradas, seguida de Sal con un 33,8% y Santiago, con un 13,8%. Reino Unido con el 20,6% del total de entradas es el principal mercado emisor, seguido de Portugal,Italia, Francia y Alemania, responsables de 19,3%, 11,7%, 9,6% y 9,3% de las entradas, respectivamente. España aporta sólo 4.703 turistas en este trimestre con los que representa un 4,2% del total.


    Cabo Verde comienza a estar presente en la oferta de touroperadores generalistas como TUI y Thomson, que venden paquetes turísticos de sol y playa, aunque son los touroperadores lusos los que han desarrollado en mayor medida la venta del destino.

    La mayoría de touroperadores no generalistas y especialistas en windsurf/kitesurf y buceo sí incluyen en su oferta los destinos de Sal y/o Boa Vista para practicar dichas actividades.

    Este archipiélago africano está desbancando a Hawai como la gran meca del windsurf. En Ponta Petra, en la isla de Sal, la envergadura de las olas, la calidad del viento y, sobre todo, la cercanía del campo de regatas con las rocas forman un escenario único.

    Respecto a la planificación del espacio turístico, el principal instrumento son las Zonas Turísticas Especiales (ZTE) y más en concreto, las Zonas de Desarrollo Turístico Integral (ZDTI) y las Zonas de Reserva y Protección Turística (ZRPT). Se trata de zonas adquiridas y gestionadas por el Estado, con un alto interés turístico, en las que se establecen las pautas de los usos del suelo, tipología de establecimiento, infraestructuras necesarias, etc. En la actualidad hay unas 19 ZDTI entre 5 islas del Archipiélago, aquéllas con mayor vocación de turismo de sol y playa y sometidas a mayor presión por parte de los inversores. Destaca la isla de Boa Vista, con mayor número de hectáreas. Las ZRPT son básicamente la orla marítima insular y los islotes circundantes.

    La gestión de la planificación es responsabilidad de Cabo Verde Investimento para todas las islas menos para Boa Vista y Maio, donde ha sido creada una sociedad de desarrollo turístico, sociedad pública de derecho privado, participada por el Estado y los ayuntamientos, para darle mayor agilidad a la inversión turística. Para aquellas islas sin vocación de turismo de sol y playa (Santo Antão, São Nicolau,..) se estudia la posibilidad de constituir sociedades de desarrollo turístico con mayoría de capital privado.

    Las infraestructuras y la formación son los principales desafíos a los que se enfrenta el país en este sector, aspectos en los que se está trabajando, tanto a nivel privado como público. Un ejemplo es la apertura, en 2010, del primer hotel escuela del país.

    Para favorecer la inversión extranjera, el país ofrece incentivos centrados en exenciones fiscales, a través del Estatuto de Inversor Externo y el Estatuto de Utilidad Turística del negocio.

     

    Evolución del número de turistas. 2005 - 2010


    Para ampliar información

volver

Licencia de SaaS de nivaria{ content manager
cerrar
cerrar

Acceso de usuario

cerrar
*
*
 
 
 
 
Olvidé mi contraseña
 
Crear una cuenta ahora
 
cerrar

Olvidé mi contraseña

* Campo obligatorio

*