Nigeria: Comercio e inversión

  •  
    El mercado nigeriano presenta una estructura en la que un número escaso de mayoristas e importadores mantiene un monopolio de facto de los canales de distribución de sus productos.
     

    Oportunidades de negocio

    Las oportunidades de negocio en Nigeria están en los sectores petrolero, gas, construcción, materiales de construcción y productos de alimentación.

    Durante su mandato, el ex presidente Olusegun Obasanjo puso en marcha la Estrategia de Desarrollo Económico Nacional (NEEDS), para impulsar el crecimiento de los sectores no petroleros y mejorar la estabilidad macroeconómica. Estas cuestiones se mantienen como prioritarias para el actual Jefe de Estado.

    Las licitaciones financiadas por organismos internacionales representan, del mismo modo, importantes oportunidades de negocio. Recientemente el Banco Africano de Desarrollo (BafD) ha abierto una nueva línea de crédito, de más de 80 millones de euros, para el desarrollo de proyectos de infraestructuras, petróleo y gas. 

    En Nigeria, tanto el Gobierno federal como los de los estados, son conscientes de la importancia de las infraestructuras, en especial las viales. La prueba es que las que se hicieron a finales de los 80 eran muy avanzadas. Desgraciadamente, ese impulso inicial se paró, lo que unido a la falta de mantenimiento ha hecho que ahora exista un déficit muy grande de infraestructuras de comunicación. Ello dificulta notablemente la distribución de productos.

     

    También habría que mencionar las infraestructuras de agua y saneamientos, prácticamente inexistentes con la excepción de las instalaciones de Abuja, la capital política. La mayor parte de las casas se abastece de pozos de agua de calidad dudosa. Las autoridades nigerianas han expresado su intención de no llevar a cabo más proyectos llave en mano, sino que su objetivo es que las obras se ejecuten a través de PPP, a lo que las empresas instaladas son reacias, probablemente por su inexperiencia. Esta podría ser una baza a jugar por las empresas extranjeras.

     

    Todo lo relacionado con la industria petrolera (válvulas, máquina-herramienta…) constituye también una oportunidad, aunque hay que tener en cuenta la existencia de la Ley de Contenido Nigeriano en este sector, que exige un porcentaje mínimo de producción y mano de obra local en los proyectos.

     

    El proceso privatizador, que incluirá el sector eléctrico y otros, como la gestión aeroportuaria, son otros sectores que podría interesar a las empresas españolas.


    Comercio exterior

    Si hablamos de Comercio Exterior (import/export), son interesantes los sectores relacionados con la construcción, tanto materias primas (sobre todo productos cerámicos) como equipos para construcción; bienes de equipo en general y, en particular, grupos electrógenos; productos farmacéuticos; manufacturas de plástico; bebidas no alcohólicas y vino (con un fuerte aumento en los últimos años) y productos de alimentación.
    A la hora de exportar a Nigeria se deben tener en cuenta la lista de prohibiciones a la importación, el nuevo sistema arancelario del ECOWAS (Common External Tariff) y la necesidad de registrar ciertos productos en la NAFDAC o en SON.

    El país es el principal receptor de inversión extranjera en África subsahariana. La inversión extranjera directa, en 2009, fue de 5.851 millones de dólares. Está dominada por empresas de origen anglosajón (Estados Unidos e Inglaterra).

    Se recomienda la utilización de medios de pago documentarios, especialmente carta de crédito confirmada. En múltiples ocasiones la práctica habitual es el envío de la mercancía tras el pago mediante transferencia de un porcentaje o del total del valor de los bienes exportados.


    IED

    En el ámbito de la inversión extranjera, Nigeria cuenta con una legislación favorecedora de la llegada de capital desde el exterior. La mayor barrera se encuentra quizá en la exigencia de un elevado capital social para crear una filial en el país (no así una sociedad nueva) y en los trámites que conlleva.

    España ocupa el vigésimo puesto como proveedor de Nigeria, con una cuota de mercado del 1,2%. La presencia española se centra casi exclusivamente en operaciones de intercambio comercial, si bien desde 2007 se aprecia un incremento del interés inversor por parte de las empresas. 

    Repsol YPF y Gas Natural, por una parte, y el Gobierno nigeriano, por otra, han firmado un MOU para desarrollar un macroproyecto de gas natural licuado (GNL) en Nigeria. El acuerdo establece las condiciones para la futura construcción y operación de una planta de GNL de 10 bcm de capacidad, a través de su joint venture, Stream, dedicada al negocio internacional de gas natural licuado (GNL). Esta iniciativa permitirá asegurar el suministro de gas a largo plazo.


    Debido a su riqueza en recursos naturales, Nigeria ha dado lugar al nacimiento de una clase empresarial dinámica y con un alto poder adquisitivo.

     

    Además, la excesiva dependencia del petróleo hace de Nigeria un mercado extraordinariamente dependiente de las compras al exterior.


    Crear una empresa en Nigeria

    Nigeria ocupa la 2ª posición del ranking en facilidad para hacer negocio del Banco Mundial en África occidental, ya que el proceso de implantación en el país es más rápido y sencillo que la media de África subsahariana.

    Los inversores extranjeros deben obtener el Certificado de Incorporación de Capital (Certificate of Capital Incorporation) para poder repatriar los beneficios derivados de sus inversiones. La ley garantiza a los extranjeros la posibilidad de transferir, libremente, dividendos, beneficios, pago de intereses de créditos o capital.

    Los Gobiernos de España y Nigeria firmaron, en 2002, el Acuerdo de la Promoción y Protección Recíproca de Inversiones (APPRI), que establece un marco jurídico estable para las inversiones españolas en Nigeria, y viceversa.

    Fiscalidad

    El grado de apertura comercial de Nigeria se aproxima al 50%, mientras las importaciones suponen el 19,3% del PIB. Las manufacturas que se producen localmente son escasas, por lo que la mayoría de los productos tienen que ser importados. Pero la cifra de importaciones no es más elevada porque existe un gran número de productos cuya compra en el exterior está prohibida por dos razones principales: para proteger la exigua industria local y para forzar las inversiones de las empresas extranjeras. Por otra parte, conviene resaltar que el código arancelario introducido en 2008 recoge un tipo máximo del 35% (anteriormente era el 50%), pero más tarde se introdujo una tasa especial del 50% para algunos productos, lo que en realidad compensa la reducción arancelaria anterior. España no tiene acuerdo para evitar la doble imposición con Nigeria.

 

Documentación relacionada

  • Filtrar por:

documentos

Licencia de SaaS de nivaria{ content manager
cerrar
cerrar

Acceso de usuario

cerrar
*
*
 
 
 
 
Olvidé mi contraseña
 
Crear una cuenta ahora
 
cerrar

Olvidé mi contraseña

* Campo obligatorio

*